Blog de Francisco de Sales

LA AUTO-PENA NO SIRVE PARA NADA BUENO

LA AUTO-PENA NO SIRVE PARA NADA BUENO

 

 

En mi opinión, demasiadas personas se estancan en un sentimiento de auto-pena cuando descubren algo de sí mismos que no les gusta, o cuando les pasa algo desagradable que debería quedarse exclusivamente en el apartado de “experiencias que no resultaron como se deseaba” y se archiva –con toda la desdicha que eso conlleva- en el apartado de “grandes tragedias”.

 

LO QUE REALMENTE ES IMPORTANTE EN MI VIDA

LO QUE REALMENTE ES IMPORTANTE EN MI VIDA

 

 

En mi opinión, cada persona tiene que decidir las cosas que son importantes para su vida, tiene que darle sentido a su vida, tiene que diseñar su propia escala de valores y tiene que diseñar su Plan de Vida.

 

Son tareas personales que no se deben delegar en otras personas, ni en el destino, ni en el azar. Son demasiado importantes como para no dedicarles la atención que merecen.

 

Cada uno tiene que hacer ese trabajo, que es un trabajo de introspección, de descubrimiento, y de Amor Propio.

CONVIENE DIFERENCIAR ENTRE EL QUE SOY Y EL QUE ESTOY SIENDO

CONVIENE DIFERENCIAR ENTRE EL QUE SOY Y EL QUE ESTOY SIENDO

 

 

En mi opinión, conviene diferenciar claramente entre “lo que estoy siendo” -que se refiere a cómo me estoy mostrando en este momento actual y puntual de la vida, y que es algo que en cualquier momento puede cambiar-, de “lo  que soy” -que es algo permanente, que se refiere a la esencia y a quien uno es en realidad-.

 

ACEPTACIÓN, SÍ. RESIGNACIÓN, NO.

ACEPTACIÓN, SÍ. RESIGNACIÓN, NO.

 

 

En mi opinión, a lo largo de la vida nos pasan y pasarán muchas cosas por las que sentimos un claro rechazo, que no nos gustan nada, que no queremos tener que afrontar ni soportar, que nos ponen de muy mal humor, pero que a pesar de nuestra oposición y desagrado, no tenemos más remedio que aceptar.

 

LA ATENCIÓN ES IMPRESCINDIBLE

LA ATENCIÓN ES IMPRESCINDIBLE

 

 

En mi opinión, la atención a todo –a la vida, a lo que se esté haciendo, a lo que se piensa o se siente, etc.- es imprescindible para lograr tener una vida bastante plena. Una vida de esas que se pueden decir que han sido vividas y no solamente consumidas.

 

La atención, que es otra forma de decir consciencia, es lo que nos permite darnos cuenta y, por lo tanto, comprender, disfrutar, asimilar, aprender, emocionarnos…

 

Es el requisito esencial.

 

¿QUÉ ESTOY HACIENDO CON MI VIDA?

¿QUÉ ESTOY HACIENDO CON MI VIDA?
 

En mi opinión, esta es una de esas preguntas imprescindibles que hay que repetirse bastante a menudo, porque el hecho de prestarle atención y dedicarse a buscar la respuesta cierta y correcta, cambiará, sin duda, nuestra vida.

Así es de importante.

La pregunta conviene hacérsela, eso sí, desde el interés de mejoramiento –y con voz firme, pero amorosa- y no poniendo un tono y una intención de reproche.

El modo en que se haga la pregunta, y la actitud con que se haga, van a marcar el resultado de la indagación.

Páginas