Blog de Francisco de Sales

¿ANULAR LOS SENTIMIENTOS O CONTROLAR LOS SENTIMIENTOS?

¿ANULAR LOS SENTIMIENTOS O CONTROLAR LOS SENTIMIENTOS?

 

 

En mi opinión, cada vez hay más personas que, para no sentir los impactos de emocionales de los sentimientos, optan por tratar de anularlos, por prohibirse sentir lo agradable y lo desagradable –sobre todo esto último-, y por tratar de impedir que cualquier emoción acabe desbaratándoles y llevándoles irremediablemente al descontrol personal.

 

CUANDO TÚ NO ERAS TÚ

CUANDO TÚ NO ERAS TÚ

En mi opinión, este aparente juego de palabras sin sentido del título encierra una gran realidad.

Me sigo encontrando con cientos de personas que son incapaces de perdonar cosas de su pasado. Incapaces de perdonarse. Incluso que se empeñan expresamente en no perdonarse.

Aclaremos esto primero: hay una diferencia absoluta entre quien eres hoy y quien fuiste en otro momento de tu vida, al punto de poder decir que sois dos personas distintas. Quien eres hoy no es el mismo que eras ayer, y aún menos quien eras hace 10 años o hace 30.

HAZ UNA BUENA TORTILLA

HAZ UNA BUENA TORTILLA

 

 

En mi opinión, tenemos la mala costumbre de dedicar a quejas y lamentos el tiempo que deberíamos dedicar a resolver los motivos causantes de esas mismas quejas y lamentos.

 

Es común –pero no acertado- pasar excesivo tiempo lamentándose por las circunstancias en las que uno vive, por lo que no posee, por lo que no ha alcanzado, y también por lo que sí tiene el otro o por lo que sí ha conseguido. Demasiado tiempo en la pataleta infantil. En el disgusto improductivo. En el resentimiento ineficaz.

 

LOS NUEVOS MANDAMIENTOS

LOS NUEVOS MANDAMIENTOS

 

 

En mi opinión, cada persona tiene la responsabilidad y la obligación de crear -y respetar- sus propias filosofías cotidianas, las políticas y las religiosas. También puede y debe crear sus propios Mandamientos. Esta es una idea y sólo un ejemplo de cómo pueden ser los nuevos.

 

 

SÉ TÚ MISMA

PERDONAR ES PERDONARSE

PERDONAR ES PERDONARSE

 

 

En mi opinión, la afirmación del título del artículo es plenamente demostrable y tiene su razón.

 

Perdonar, si no se interpreta bien, es un acto de orgullo o de soberbia, en el que uno se reconoce privilegiado con respecto al otro y en superioridad frente a él en relación al asunto que se trata de “perdonar”.

 

Perdonar, en realidad, es liberarse de un acto de soberbia personal dejando que sea el corazón quien resuelva el asunto. Perdonar se convierte así en un acto de amor hacia la otra persona.

 

EL NIÑO DESAMADO

EL NIÑO DESAMADO
 

En mi opinión, hay personas que viven con gran insatisfacción una carencia que les es desconocida, en muchas ocasiones inexplicable, que sólo les provoca sufrimiento pero sin delatar claramente su origen, y que –salvo los casos que pueden llegar a hacerse muy claros y evidentes- necesitan de un psicólogo u otro profesional cualificado que les haga sacar a la luz el origen de ese malestar.

A MI VIDA LE FALTA PASIÓN

A MI VIDA LE FALTA PASIÓN

 

 

En mi opinión, y es una opinión acerca de algo que conozco bien porque lo vivo continuamente y desde hace muchos años, a mi vida le falta pasión.

 

Le sobra costumbres y rutinas, le sobra inconsciencia y abandono, le sobra pereza y desamor, pero le falta ese ingrediente que aporta la magia y convierte lo rutinario en especial, que pone una sonrisa de satisfacción en la boca y en el alma.

 

ESTOS DÍAS DE RECLUSIÓN ME ESTÁN OBLIGANDO A REFLEXIONAR

ESTOS DÍAS DE RECLUSIÓN ME ESTÁN OBLIGANDO A REFLEXIONAR

 

 

En mi opinión, a cuenta de la reclusión a la que nos vemos forzados se me han despertado unos conflictos interiores serios. Ya estaban ahí, pero los iba aplazando y acallando porque no me resulta agradable enfrentarme seriamente a mí mismo y a las cosas incómodas y fastidiosas que arrastro.

 

Hago todo lo que puedo por mantener una vida con los mínimos conflictos posibles y procuro mantener a la vista la mejor imagen que tengo de mí. Es mejor que la real.

 

Páginas