Blog de Francisco de Sales

LOS PELIGROS DEL MAL USO DEL AUTO-LENGUAJE

LOS PELIGROS DEL MAL USO DEL AUTO-LENGUAJE

 

 

En mi opinión, no le prestamos la atención que se merece el uso correcto del auto-lenguaje, de modo que nos perjudicamos a veces sin ser conscientes de lo que estamos haciendo. Y esto es algo que se puede evitar.

 

Hay que recordar que el inconsciente no entiende el sentido de la ironía y que no comprende claramente el doble sentido de algunas palabras o la intención con que se dicen otras. Todo lo entiende literalmente.

 

ESTA NO SOY YO

ESTA NO  SOY YO

 

Me levanto, me miro en el espejo –con desgana-, me soporto la mirada con esfuerzo –porque lo que me apetece al verme es salir corriendo- y acabo diciendo: “Esta no soy yo”.

 

Echo la vista atrás, me pongo a  recordar, me comparo, veo lo que soy y lo que fui, soporto como puedo la vergüenza, y digo: “Esta no soy yo”.

 

LO PERFECTO TAMBIÉN TIENE SU LADO OSCURO

LO PERFECTO TAMBIÉN TIENE SU LADO OSCURO

 

 

En mi opinión, esa aspiración casi obsesiva con que algunas personas se dedican a la búsqueda de la perfección, para que todo en su vida sea impecable, requiere de un esfuerzo que raramente se ve compensado con el resultado.

 

A todos nos agrada más el orden que el barullo, y lo magnífico es mejor que lo mediocre, pero… ¿qué precio hay que pagar por un 10 cuando un 9 cuesta la mitad –de trabajo, de esfuerzo, de renuncia o de sufrimiento- y nos puede la misma satisfacción?

 

SOMOS LA SUMA DE TODOS LOS SENTIMIENTOS Y LAS EMOCIONES QUE HEMOS VIVIDO

SOMOS LA SUMA DE TODOS LOS SENTIMIENTOS Y LAS EMOCIONES QUE HEMOS VIVIDO

 

 

En mi opinión, después de muchos años de experiencia en este asunto de vivir, tras haber escuchado el relato de la vida de muchas personas y haber indagado en lo que realmente les ha quedado marcado en el recuerdo de sus vivencias, compruebo que lo que realmente marca a las personas, lo que guardamos en el recuerdo, no es el hecho histórico frío de lo que pasó, sino que es el estado emocional que añadimos a cada uno de los recuerdos.

 

¿QUÉ ES SER FELIZ?

¿QUÉ ES SER FELIZ?

Te voy a hacer una pegunta ahora mismo, a bocajarro, y tienes sólo un segundo para contestar. Solamente un segundo de plazo para contestar. No hagas trampas. Pero no pienses, sólo responde lo primero que sientas. Con sinceridad y honestidad. ¿Preparado? Sólo un segundo y con honestidad... ¿Eres feliz?

Si has respondido afirmativamente, felicidades, enhorabuena, me alegro por ti. Si has respondido “moderadamente feliz”, o “creo que sí”, también te aplaudo. 

FOMENTAR EL OLVIDO

FOMENTAR EL OLVIDO

“Nos resultaría mucho más fácil olvidar las cosas desagradables si no insistiésemos tanto en recordarlas”.

En mi opinión, todos llevamos en nuestro interior a un protestón infatigable, a un terco muy testarudo y a un masoquista empedernido.

Ahí están. Cada uno de ellos tratando de ser el mejor en su profesión, y tratando por tanto de jorobarnos la vida como mejor saben hacerlo. O sea, estropeándonos la vida.

QUÉ ESTOY HACIENDO CON MI VIDA

¿QUÉ ESTOY HACIENDO CON MI VIDA?

 

En mi opinión, esta es una de esas preguntas imprescindibles que hay que repetirse bastante a menudo, porque el hecho de prestarle atención y dedicarse a buscar la respuesta cierta y correcta, cambiará, sin duda, nuestra vida.

 

Así es de importante.

 

La pregunta conviene hacérsela, eso sí, desde el interés de mejoramiento –y con voz firme, pero amorosa- y no poniendo un tono y una intención de reproche.

 

OLVIDA LOS ERRORES DE TU VIDA

OLVIDA LOS ERRORES DE TU VIDA

 

En mi opinión, demasiadas personas desaprovechan una gran parte de su vida por el hecho de condenarse a una frustración que permanecerá enquistada, y afectando con su ponzoña, debido al muy humano y habitual hecho de haber tenido algún “error” a lo largo de su vida.

 

Un “error” no es más que una acción aparentemente desacertada o posiblemente equivocada. Y nada más. Y digo aparentemente y posiblemente, porque nunca sabremos si lo que hoy aparenta ser bueno, o ser malo, en algún momento nos puede demostrar ser lo contrario.

Páginas