Blog de Francisco de Sales

NI TÚ NI YO SABEMOS ENCAMINAR BIEN NUESTRA VIDA

NI TÚ NI YO SABEMOS ENCAMINAR BIEN NUESTRA VIDA

En mi opinión, ni tú ni yo sabemos encaminar BIEN nuestra vida. Y bien que nos gustaría, porque, en teoría –sólo en teoría-, vivir es lo que hemos hecho hasta ahora, lo que hacemos en cada momento, y lo que tenemos previsto hacer mientras podamos.

Pero no es así.

Analizadas racionalmente, y comparándolas con lo que podría llegar a ser cada una de las vidas, nos quedamos muy lejos o muy por debajo de las posibilidades.

¿HICISTE FELICES A LOS OTROS?

¿HICISTE FELICES A LOS OTROS?

Se cuenta que cuando un Rey Egipcio moría y su alma llegaba al Cielo le hacían dos preguntas. De sus respuestas dependía que le dejaran entrar o no.

La primera era: ¿Has encontrado la felicidad en tu vida?

La segunda era: ¿En tu vida has proporcionado felicidad a otros?

Seguramente esto no será cierto -ningún Rey volvió para confirmarlo-   pero me parece una propuesta interesante para reflexionar, y dos preguntas cruciales que no deberíamos desperdiciar y podríamos aprovecharlas para nosotros, aunque no seamos Reyes.

ES OBLIGATORIO PARARSE

ES OBLIGATORIO PARARSE

“No frenar de vez en cuando el ritmo para tomarse un respiro sólo sirve para llenar los recuerdos de sensaciones pasajeras y superficiales que a la larga no hacen sino dejar una falsa densidad como de vacío y una angustiosa sensación de culpa”.
(José Luís Alvite)

En mi opinión, estamos tan atareados, tan agitados, tan estresados, tan llenos de compromisos y obligaciones, tan… tan…tan… que no nos paramos a hacernos las preguntas fundamentales y profundas: las realmente importantes.

EL TIEMPO DE LOS ARREPENTIMIENTOS

EL TIEMPO DE LOS ARREPENTIMIENTOS

“Con dolor, sintió algo tan decepcionante como haber malgastado en la rutina de una noria los pasos que podría haber empleado en un viaje inolvidable.”
(José Luís Alvite)

En mi opinión, todos los que hemos pasado de los cuarenta años –algunos precoces incluso antes de esa edad- hemos llegado ya a plantearnos que se nos está yendo la vida y la estamos perdiendo en parte. En realidad, todos los días son El Tiempo de los Arrepentimientos, aunque no lo celebremos pero lo suframos conscientemente.

SÓLO NOS DUELE AQUELLO QUE PERMITIMOS QUE NOS DUELA

SÓLO NOS DUELE AQUELLO QUE PERMITIMOS QUE NOS DUELA

En mi opinión, en general desatendemos bastante la solución definitiva a un asunto tan doloroso y que causa tan graves consecuencias como es el hecho de permitir que nos afecten tanto las cosas con las que otros nos ofenden.

Hay palabras, con intención de insultar, que emiten otras personas acerca de uno mismo y consiguen molestarnos y alterarnos hasta el punto de sacarnos de nuestras casillas y encolerizarnos. 

LA FELICIDAD SERENA

LA FELICIDAD SERENA

En mi opinión, lo que uno alcanza a medida que va logrando avanzar en su Desarrollo Personal es un estado que cada vez se asemeja más a la paz, y un modo distinto de ver y sentir las cosas. Yo lo siento como una felicidad serena.

Es una situación en que uno se siente menos dependiente de los estados anímicos y sus altibajos, y menos dependiente aún de los estallidos de furia, de los arrebatos, de los torbellinos de preguntas alocadas y de los agresivos auto-reproches.

¿TÚ APRENDES DE VERDAD O COLECCIONAS FRASES?

¿TÚ APRENDES DE VERDAD O COLECCIONAS FRASES?

En mi opinión, pero en una opinión muy subjetiva aunque basada en años y años de tratar con personas y conocerlas, no le prestamos tanta atención y dedicación como presumimos a lo relacionado con el Desarrollo Personal.

Y en el día que escribo esto se cumplen 27 años desde que empecé a interesarme por mi Desarrollo Personal –antes decía Crecimiento, pero me parece que es más acertado Desarrollo- y me atrevo a garantizar que no ha habido ni un solo día en el que no haya dado un paso en mi Camino.

HABLEMOS DEL DOLOR SIN DOLOR

HABLEMOS DEL DOLOR SIN DOLOR

En mi opinión, cuando uno habla de las cosas que le producen dolor, si las habla desde la aceptación –que nunca es fácil- consigue ir limando las aristas que tanto duelen; se van redondeando para que el dolor cada vez lastime menos, y aunque sigue siendo un trago difícil de pasar, cada vez es menos difícil.

Páginas