El Punto G y la Eyaculacion Femenina

  • Posted on: 9 February 2015
  • By: Maxi
El Punto G y la Eyaculacion Femenina

Existe un punto en la vagina que cuando se estimula puede provocar una gran excitación. A este punto se lo conoce como “punto G” y recibe su nombre del médico Ernest Grafenberg, que lo describió por primera vez en 1950.
En teoría en el “Punto G” se reúnen las glándulas, conductos, vasos sanguíneos y terminaciones nerviosas que rodean la uretra femenina.
Es normal que muchas mujeres no lo localizan, ya que no todas las mujeres lo tienen.

Dónde está exactamente el punto G

La mayoría de las mujeres que afirman haber encontrado el punto G lo localizan de tres a cuatro centímetros a partir de la apertura de la vagina en la parte superior de la pared anterior, justo detrás del hueso púbico. (Pero algunas mujeres lo encuentran más atrás.) Si miramos hacia la vagina e imaginas un reloj en el que el clítoris está a las doce en punto, el punto G se encuentra habitualmente en algún lugar entre las once y la una.

PUNTO G FEMENINO

Hay que tener en cuenta que cuando la mujer no está excitada, el punto G es más difícil de encontrar, pero se puede llegar a sentir como una prominencia o un pliegue cutáneo.
Cuando es estimulado puede hincharse hasta adquirir el tamaño de una pequeña moneda, sobresaliendo de la pared vaginal. El mejor momento para encontrarlo es justo después del orgasmo femenino, “cuando se ha agrandado y está sensible”.
Es recomendable acariciarlo al ritmo de un toque por segundo y aplicarle la presión adecuada para no generar malestar.
Algunas mujeres, al principio, se sienten incómodas o sienten el impulso de orinar cuando se les estimula el punto G, pero es normal, por eso es recomendable tocar suavemente en esos primeros momentos hasta que se habitúe al contacto.
La posición sexual de “el misionero” (hombre encima) deja de lado completamente el punto G. Resulta más fácil estimular esa área con el pene si la mujer está tumbada sobre el estómago y la penetración es por detrás, o ella encima para moverse libremente.
El movimiento más indicado para estimular el punto G es el de penetración superficial, pero al principio los dedos suelen ser la mejor forma de activarlo.
Para algunas mujeres sus puntos más sensibles se encuentran (Volviendo al reloj imaginario) a las cuatro y a las ocho horas, a medio camino de sus paredes vaginales. En estos lugares hay terminaciones nerviosas, lo que puede explicar su sensibilidad a la presión.

LA EYACULACIÓN FEMENINA

loading...

Varios sexólogos afirman que el punto G puede hacer “eyacular” a la mujer cuando está muy excitado y expulsar un líquido claro.
Un reducido número de mujeres eyacula durante el orgasmo cierta cantidad de líquido procedente de la uretra equivalente más o menos a una cucharilla de café.
Es normal que cuando una mujer eyacule piense que se están orinando. Pero el líquido que liberan no tiene nada que ver con la orina y el impulso de orinar suele desaparecer rápidamente cuando aumenta la excitación.
Según unos análisis químicos hechos sobre los fluidos eyaculatorios femeninos sugieren que no hay ningún parecido a la orina ni al lubricante vaginal, sino que se parecen al fluido eyaculatorio masculino por sus altos niveles de glucosa y fosfatasa ácida. Se cree que estos fluidos se originan en un sistema de glándulas y conductos llamado glándulas parauretrales que rodean la uretra femenina y que se han desarrollado a partir del mismo tejido embrionario del que procede la próstata masculina.
Sea explicable o no, esta eyaculación femenina puede resultar muy sorprendente si nunca hemos oído hablar de ella.

Masajes sexuales para la eyaculación femenina

Una vez terminados los primeros juegos sexuales y viendo que la mujer ya esta excitada, pon tu mano, con la palma hacia abajo, sobre su bello púbico y cubre con la mano el área de la vagina, frótala suave y lentamente en círculos (sentido horario) de 2 a 3 minutos.
Separa los labios vaginales y continua frotando lenta y suavemente, pero ahora sobre la orilla del orificio vaginal. Luego de unos instantes desliza tu dedo mas profundamente hasta el Área del Punto-G. Recuerda que es del tamaño de una moneda y que se siente una textura un poco más rugosa.
Provoca un movimiento vibratorio y constante, de adentro hacia fuera, manteniendo la presión en el Punto-G. y lentamente masajea el área en círculos pequeños con muy poca presión.
Luego podrás agregar un segundo dedo, el que prefieras y continuar el movimiento durante uno o dos minutos.
Cuando comiences a sentir pequeñas contracciones en las paredes vaginales dobla los dos dedos hacia la palma de tu mano, tocando la pared superior de la vagina y el Área del Punto-G,  justo detrás del hueso del Pubis.
Los músculos vaginales comenzaran a apretarse alrededor de los dedos. Lentamente engancha tus dedos alrededor del hueso del pubis y presiona directamente sobre el Punto-G
La vagina se floja y abulta hacia fuera y se humedece repentinamente, señal de que se está aproximando un orgasmo del Punto-G o un orgasmo vaginal y probablemente hasta un orgasmo Deja pasar un tiempo y luego desliza tus dedos hacia adelante y hacia atrás sobre toda el Área del Punto-G. Para adentro y afuera del borde donde tienes tus dedos enganchados alrededor del hueso púbico.

estimular punto g

loading...
Seccion: 
loading...