EN TU VIDA MANDAS TÚ

SIGO CREYENDO EN MÍ

 

Me falta el don de la tenacidad

y me sobra la ineptitud de la inconstancia.

 

Mis propósitos firmes se tambalean,

mis planes se caen a trozos,

mis proyectos mueren sin estrenar.

 

Y no es fácil convivir con estas ideas mutables,

ni con esta voz de la conciencia

que me recrimina y arenga un mitin destructivo.

 

Ni siquiera el espejo me mira a los ojos.

 

La confianza se trasmutó a desconfianza.

 

Lo que inicio no llega a conocer su camino ni su fin,

las ideas se van desmembrando,

y voy dejando al futuro sin argumentos

y al pasado sin medallas.

loading...

 

Tengo la firmeza de una gelatina,

la fortaleza de un suspiro

y el mismo porvenir que un adiós.

 

Ningún propósito echa raíces ni se queda a mi lado.

 

El pasado lo tengo saturado de fracasos.

 

Pero en fin…

Sigo creyendo en mí

-a pesar de mis antecedentes-

y sigo adelante y de mi mano.

 

Y espero no tener que regresar por aquí

para añadir más renglones a este lamento.

 

Francisco de Sales

(Más poesías en www.franciscodesales.es)

 

Seccion: 
loading...