Introducción al lenguaje no verbal: La Postura

  • Posted on: 10 February 2015
  • By: Dexter
Introducción al lenguaje no verbal: La Postura

La interpretación de la postura

Técnicas para interpretar los significados ocultos en los movimientos y las posturas de las personas.

Para empezar debemos saber que la primera condición para que haya comunicación es la presencia de un emisor y un receptor. La expresión corporal abarca los movimientos del cuerpo y la postura, ambas están relacionadas con las características físicas de la persona.

Se pueden observar tres clases de movimientos que están fuertemente enlazados:

  • Faciales,
  • Gesticulares
  • Posturales.

Una gran cantidad de mensajes no son transmitidos por la palabra sino por nuestro cuerpo, a estos mensajes se los conoce como “no verbales”.

Características generales de la comunicación no verbal.

  • Mantiene una relación de independencia con la interacción verbal
  • Los mensajes no verbales tienen mayor significación que los verbales
  • Son inevitables
  • Predominio de la función expresiva o emotiva sobre la referencial

La postura:

En este artículo introductorio nos abocaremos a la postura del cuerpo para ir metiéndonos lentamente al estudio del lenguaje “no verbal”.

En psicología, la postura de un paciente puede ser una clave de primer orden sobre la naturaleza de sus problemas.

Es la clave “no verbal” más fácil de descubrir y observar.

Existen dos tipos de posturas, las congruentes y las no congruentes:

  • Las congruentes: Expresan acuerdo. Un ejemplo es que en el caso que se junten dos personas, ambos se sienten de la misma manera, pierna derecha cruzada sobre la izquierda, manos entrelazadas detrás de la cabeza o en espejo.
  • Las no congruentes: Expresan desacuerdo o distancias psicológicas. Adoptan posiciones completamente distintas. Por ejemplo, si uno cruza los brazos el otro pondrá sus manos en la cintura, si uno cruza las piernas y se hecha hacia atrás el otro las mantiene abiertas con el cuerpo hacia delante.

Con frecuencia las personas imitan las actitudes corporales de los demás. Es común que dos amigos se sienten de la misma forma cuando están conversando de un tema en común. Se cree que si dos personas comparten un mismo punto de vista también comparten la misma postura.

Si por el contrario, hay una disputa o puntos de vistas distintos, adoptaran posturas completamente distintas, incluso si hay una tercera persona, ésta adoptará la postura de la persona con la que esta de acuerdo.

Otro ejemplo común es cuando dos personas no se conocen, ambos (al no saber la ideología del otro) tenderán a evitar tener la misma postura.

La postura habla del grado de coincidencia y agrado que tienen dos personas.

Si uno quiere tener una buena relación con alguien es preferible copiar su postura para lograr el objetivo.

Cuando las personas se ven forzadas a sentarse juntas (sala de espera, transporte público, etc) inconcientemente despliegan sus brazos y piernas como barreras.

Si dos hombres se sientan muy juntos tratarán de girar su cuerpo levemente y cruzar las piernas de adentro hacia fuera, o pondrán una mano o brazo para proteger el lado común del rostro.

Si un hombre y una mujer se sientan frente a frente a una distancia muy próxima, seguramente crucen los brazos y tal vez las piernas y se echen hacia atrás en sus asientos.

La postura no es solamente la clave del carácter, sino una expresión de la actitud, indica claramente los sentimientos de un individuo con respecto a las personas que lo rodean.

Cuando un hombre se inclina levemente hacia delante y relaja su cuerpo con la espalda encorvada es probable que simpatice con la persona con la que este.

Como vemos, la postura es el elemento más fácil de observar e interpretar en el lenguaje corporal. Pero no por eso es el menos importante. 

Articulos anteriores
Cómo descubrir mentiras
Lenguaje Corporal: los gestos con las manos
Lenguaje Corporal: El Apretón de manos y su significado 
Lenguaje Corporal: Los territorios y las zonas
loading...
Seccion: 
loading...
Loading...