La moringa; la planta de la eterna juventud gracias a sus beneficios y cómo consumirla

La moringa; la planta de la eterna juventud gracias a sus beneficios y cómo consumirla

La madre naturaleza nos ha brindado una inmensa cantidad de plantas que son muy óptima para nuestra salud, pero desafortunadamente después no sabemos cómo utilizarlos. En esta ocasión te daremos a conocer el famoso árbol de la eterna juventud, el cual ya era conocido en la antigüedad por griegos, romanos y egipcios que habían descubierto sus propiedades medicinales. Su nombre original es la Moringa.

Uno de los mayores beneficios que brinda la Moringa:

Es que se trata de un árbol de hoja perenne que se desarrolla muy rápido y prácticamente todo es beneficioso y comestible. Las hojas pueden ingerirse frescas como un ingrediente más en ensaladas o pueden combinarse con otras verduras y hortalizas para elaborar sopas y guisos.

¡Descubre todo lo que nos puede brindar la Moringa!

Todas las ventajas de la moringa:

Posee inmensidades de cantidades de vitaminas, minerales, proteínas y aminoácidos y en sus raíces gruesas y muy similares a la zanahoria hallamos otra fuente de alimento que puede molerse y son aptas para elaborar infusiones. Entre sus aportes fundamentales hallamos que consta con importantes dosis de vitamina A, vitamina C, potasio, hierro, fósforo y proteínas.

La vitamina A, es decir los betacarotenos, evitan las alteraciones en la vista y los antioxidantes combinados con los flavonoides, favorecen a prevenir el efecto dañino de los radicales libres en el organismo. Sus elementos retrasan el envejecimiento porque además consta con todas las vitaminas del grupo B. Las pequeñas hojas de la Moringa mezclado con las vainas suman minerales y aminoácidos como el calcio, cobre, magnesio, manganeso, selenio, cromo, hierro y zinc.

Cómo podemos ingerir la moringa:

Té de Moringa:

loading...

El té puede elaborarse a partir de las hojas secas que previamente lavarás muy bien. Hervir agua suficiente, quitar del fuego, incorporar las hojas y dejar descansar durante 10 minutos. Filtrar y consumir. (Ten en cuenta no hervir las hojas porque perderán sus nutrientes).

Hojas de Moringa:

Las hojas pueden ingerirse directamente masticandola o mezclandolas como un ingrediente más en ensaladas. Hasta 10 hojas, es un número diario ideal para ingerir.

Semillas de Moringa:

Las semillas tienen elevados contenidos de Omega 3, Omega 6 y Omega 9. También pueden elaborarse en infusiones con las semillas desmenuzadas.

Moringa en polvo:

Este tipo de presentación de Moringa que se consiguen las herboristerías es mucho más acumulado, de manera que una cucharada al día en el desayuno será suficiente pero otra en la noche te proporciona una óptima digestión y propicia el óptimo descanso.

Moringa en cápsulas:

Esta es una manera de administración sencilla y simple de las propiedades de la Moringa. Acumulan todos los nutrientes y se aconseja ingerirlas antes de las comidas. Ahora ya sabes un poco más sobre la moringa.

loading...
Seccion: 

Artículos mas leídos

loading...