Enamórate de mi lado oscuro, porque del que brilla… Cualquiera se enamora

Enamórate de mi lado oscuro, porque del que brilla… Cualquiera se enamora

Qué fácil es amar a una persona por su belleza (interna y externa), cuando su salud es excelente, cuando es prospera, cuando es apasionada, cuando la consideramos digna de confianza y sobre todo cuando es feliz. Eso, todos pueden hacerlo. Pero amar el lado obscuro, comprenderla, aceptarla, ayudarla a superar sus miedos, sus fracasos, sus dudas, sus enfermedades y sus pobrezas, es el verdadero reto que sólo pocos pueden lograr. ¿Es que a caso, en el amor, lo bueno y lo malo no van de la mano? ¿Amar es sólo tener la parte buena de las cosas?

Un estudio asegura que los niños se portan peor cuando están con su mamá

Un estudio asegura que los niños se portan peor cuando están con su mamá

Un estudio elaborado en Estados Unidos observó el comportamiento de 500 familias. Casi el 100% de los niños comenzó a llorar, pedir comida y reclamar atención ante la presencia de sus madres.

Muchas madres creían hasta ahora que sus niños se portaban peor con ellas porque pasaban más horas con ellos que el padre; otras mamás lo achacaban a que “les toreaban” más porque eran más “blandas”. Pues bien, mamás del mundo un estudio reciente ha demostrado que los hijos se portan peor con las madres debido a una feromona.

La ciencia lo dice: escuchar a personas que siempre se quejan te quita energía

La ciencia lo dice: escuchar a personas que siempre se quejan te quita energía

Todos tenemos un amigo o amiga que se queja todo el día. El clima, la vida, el trabajo o la película que vio ayer, puede ser un motivo para que estas personas estén en profundo desacuerdo con todos e incluso con ellos mismos. Si bien hay personas que sólo lo hacen por cuestionar hay otras que se pasan vomitando palabras de negatividad y odio.

Enséñales a los niños cómo pensar, no qué pensar

Enséñales a los niños cómo pensar, no qué pensar

Un maestro sufí tenía la costumbre de contar una parábola al terminar cada lección, pero los alumnos no siempre entendían el mensaje de la misma.

- Maestro – le dijo en tono desafiante uno de sus estudiantes un día -, siempre nos haces un cuento pero nunca nos explicas su significado más profundo.

- Pido perdón por haber realizado esas acciones – se disculpó el maestro-, permíteme que para reparar mi error, te brinde mi rico durazno.

- Gracias maestro.

Páginas