Reflexiones

¿TE SIENTES SATISFECHO CON TU VIDA?

¿TE SIENTES SATISFECHO CON TU VIDA?

En mi opinión, sería muy bonito y muy interesante que, al llegar el momento de acostarse, uno hiciera un balance de lo que ha sido ese día, y sería satisfactorio que encontrara que ha aportado algo a los otros y se ha aportado algo a sí mismo, y que eso le hiciera sentir la satisfacción de que ha sido un día útil, enriquecedor, o provechoso, desde el punto de vista personal o espiritual.

¿QUÉ PASA SI YA NO SOY QUIEN ERA?

¿QUÉ PASA SI YA NO SOY QUIEN ERA?

 

 

En mi opinión, la vida –lo que nos va sucediendo a lo largo de la vida- nos obliga a ir cambiando. Es habitual darse cuenta un día de que se ha cambiado en cierto aspecto, y otro día se comprueba –o nos lo hacen notar- que hay una actitud en la que uno ha evolucionado o involucionado, o nos dicen que somos muy distintos a como éramos antes –y generalmente es algo que parece que es para peor. Según la opinión de los otros, por supuesto-.

 

NO CONFUNDIR ADAPTARSE CON CONFORMARSE

NO CONFUNDIR ADAPTARSE CON CONFORMARSE

 

 

En mi opinión, una de las más repetidas causas de malestar e inconformismo personal está relacionada con la no aceptación de las cosas INEVITABLES que nos suceden.

 

Hay cosas contra las que podemos y debemos “luchar” –aunque bien dicho sería “que debemos afrontar”-, otras que podemos y debemos evitar -aunque ello implique un esfuerzo personal-, y las debemos evitar para de ese modo preservarnos de caer en un sufrimiento inútil y contraproducente, pero hay otras cosas que simplemente debemos aceptar.

 

EL TIEMPO PERDIDO NO SE RECUPERA

EL TIEMPO PERDIDO NO SE RECUPERA

 

 

En mi opinión, dos de las peculiaridades primordiales de la vida son que es IRREPETIBLE y que es IRRECUPERABLE.

 

Y esto es así.

 

Por lo tanto, no se puede recuperar el tiempo.

 

Se puede intentar crear un tiempo que sea parecido al que se perdió, pero no es el mismo.

 

Las cosas cambian, el tiempo cambia, uno mismo cambia.

 

Está muy bien eso de tratar de hacer lo que no se hizo antes. Muy bien. Pero no es lo mismo.

 

EL MIEDO A QUEDARSE A SOLAS CON UNO MISMO

EL MIEDO A QUEDARSE A SOLAS CON UNO MISMO

 

“Detrás de todas nuestras ocupaciones, y detrás de nuestro infatigable quehacer diario, lo que se esconde es nuestro miedo a quedarnos a solas con nosotros mismos, con nuestra realidad personal, y a enfrentarnos con nuestros sentimientos más íntimos, pues en el fondo intuimos lo vacía que realmente está nuestra vida y por ello rechazamos toda posibilidad de reflexión sobre nosotros mismos, y sobre nuestras ambiciones y deseos”.

(Pascal)

En mi opinión, la vida se nos escapa a cada momento.

Páginas