Reflexiones

CONVERSACIONES CON GUAU

CONVERSACIONES CON GUAU

 

 

Guau es el muy anciano perro de una querida amiga.

 

Tiene el equivalente a 126 de nuestros años.

 

Cuando le miro, veo sus ojos diciendo adiós a cada minuto, porque no sabe si llegará al próximo.

 

Me agacho a su altura, cojo su cabeza entre mis manos, le acaricio con una ternura que pocas veces uso, y le hablo/me hablo de la muerte que para él es una experiencia próxima, y para mí es una asignatura pendiente.

 

CÓMO ACTUAR EN LOS CONFLICTOS PERSONALES

CÓMO PROCEDER EN LOS CONFLICTOS PERSONALES

 

 

En mi opinión, todas las personas hemos atravesado por conflictos personales. Con mayor o menor intensidad, en más o menos ocasiones, con efectos más leves o más demoledores… pero todos los hemos padecido.

 

“Vivir es conciliar contradicciones”, dice con mucha razón Guy Brackman.

 

Sí se puede controlar el incontrolable mundo de los sentimientos

Sí se puede controlar el incontrolable mundo de los sentimientos

En mi opinión, el mundo de los sentimientos tiene más fuerza que la mente y es más difícil de controlar. Pero no imposible.

El Ser Humano consta básicamente de sentimientos y son ellos, generalmente, quienes gobiernan y dirigen.

El sentimiento de cada momento hasta marca el estado de ánimo, y en función de ese estado uno ve su vida y el mundo como algo agradable, enemigo, armonioso, complicado, agresivo, hermoso, confuso, desesperante, maravilloso, trágico, imposible de controlar…

TODO SE PAGA CON VIDA

TODO SE PAGA CON VIDA

 

 

En mi opinión, la revisión serena y profunda de las motivaciones que hay detrás de cada una de las cosas que hacemos nos puede revelar grandes sorpresas, porque podemos llegar al descubrimiento inesperado en ciertos aspectos de nuestra vida, o modos de actuar, de que seguimos sin ser conscientes de ellos y, por lo tanto, estamos pagando un precio que puede llegar a ser muy elevado y que –esta es la buena noticia- podemos evitar.

 

REDEFINE EL SENTIDO DE TU VIDA

REDEFINE EL SENTIDO DE TU VIDA

 

(Cuando se habla de “El Sentido de la Vida”, se refiere a la dirección que tiene, a la razón de ser o la finalidad, a la orientación lógica que discurre de acuerdo con la naturaleza de nuestra conducta y nuestros principios, a lo que es de conformidad con nuestra esencia, a nuestra verdad encaminada en la dirección en que podamos encontrarnos con nosotros mismos)

 

 

SER DIOS Y HUMANO

SER DIOS Y HUMANO

 

 

En mi opinión, esa dicotomía en la que nos partimos, poniendo en un lado lo “animal” de nosotros y en el extremo opuesto -como si realmente fuera lo opuesto-, lo “celestial” –que cuesta reconocer y admitir en uno mismo-, nos hace encarar de un modo equivocado la relación con esa parte divina QUE SOMOS. Nos cuesta entenderla sin conflictos como algo nuestro, o algo que está en nosotros, y la llegamos a entender mejor y más fácilmente como algo exterior y ajeno que hemos de buscar en lo exterior y en lo ajeno para importarla e incorporarla.

CON EL PASO DE LOS AÑOS

CON EL PASO DE LOS AÑOS

En mi opinión, no es el paso de los años lo que hace que uno vaya modificándose y siendo capaz de ver y sentir las cosas de un modo distinto, sino que es el paso de uno mismo por la vida lo que hace que se puedan ver y sentir LAS MISMAS COSAS DE UN MODO DISTINTO.

Acercarse a la madurez –o la vejez, que el límite está indefinido- aporta una visión más serena y más atinada de las cosas.

Uno aprende a relativizar las cosas y se da cuenta de que nada es tan grave como aparenta en el momento en que se produce.

Páginas

Artículos mas leídos

loading...