Reflexiones

APRENDER A VER

APRENDER A VER

 

 

En mi opinión, es interesante aprender a ver las cosas y las personas sin asociarlas a un nombre, a una creencia o a un concepto.

 

Las cosas y las personas nacen libres de adjetivos, y estos no son obligatorios; son orientativos pero a veces se convierten en desorientadores, porque están mal seleccionados o mal adjudicados.

 

PARA TODO HAY UNA PRIMERA Y UNA ÚLTIMA VEZ

PARA TODO HAY UNA PRIMERA Y UNA ÚLTIMA VEZ

 

 

En mi opinión, la falta de una toma de conciencia realmente consciente de nosotros mismos, de lo que hacemos en este mundo, de todo lo que nos atañe, nos hace perdernos un montón de posibilidades de VIVIR la vida con toda la intensidad que es capaz de proporcionarnos.

 

Lo repito incansablemente: VIVIR requiere atención y consciencia, y no aplicamos ninguna de las dos cosas con la energía y vigilancia que se requiere.

 

¿Y SI ESTOY EQUIVOCADO?

¿Y SI ESTOY EQUIVOCADO?

 

En mi opinión, las dudas acaban martirizando a quienes se hacen una pregunta que no tiene una respuesta inequívoca posible –como que dos más dos son cuatro. Por lo menos de momento es así-. El resto de preguntas, aquellas que pueden admitir más de una respuesta, nos preocupan. Cuando tenemos más de una opción, y no somos capaces de discernir con claridad cuál es la correcta… tenemos un problema.

 

SÉ UN BUEN ESCUCHADOR

SÉ UN BUEN ESCUCHADOR

 

 

En mi opinión, no le prestamos suficiente atención a esta actividad que es tan importante… y tan necesaria y agradecida por quien necesita hablar y desahogarse.

 

Escuchar, en principio, sólo requiere una atención completa y activa hacia la persona que nos habla. No requiere de conocimientos especiales ni de tener una respuesta o una solución a lo que nos estén contando. Precisamente uno de los errores que comenten los escuchadores es el de querer dar una opinión o, peor aún, imponer su opinión.

 

HAY QUE PARAR. HAY QUE PARAR. HAY QUE PARAR.

HAY QUE PARAR. HAY QUE PARA. HAY QUE PARAR.

 

En mi opinión, las prisas, las responsabilidades, las auto-complicaciones, las ocupaciones y los compromisos; otras veces la desgana, la desatención, la falta de voluntad, o la irresponsabilidad y otras excusas, nos boicotean –nos boicoteamos- de tal modo que desatendemos la tarea principal, el objetivo de esta vida: VIVIR.

 

EL MIEDO A TOMAR DECISIONES EQUIVOCADAS

EL MIEDO A TOMAR DECISIONES EQUIVOCADAS

 

En mi opinión, cada vez que se toma una decisión hay que contemplar seriamente la posibilidad de que no sea la óptima o que ni siquiera sea una correcta.

 

Del resultado de las decisiones no se puede estar seguro. Se puede presuponer, pero también puede haber variables –propias y ajenas- que influyan para que no se produzca lo pre-supuesto.

 

Páginas