Reflexiones

NO SE PUEDE CAMBIAR EL PASADO

NO SE PUEDE CAMBIAR EL PASADO

 

 

En mi opinión, somos bastante pesaditos con ese asunto en el que nos empeñamos de que nos gustaría cambiar ciertas cosas del pasado. No se puede. Hay que aceptarlo así.

 

Y no sé por qué a pesar de saberlo con tanta certeza algunos siguen empeñados en estancar su vida en el pasado, desperdiciando el presente y el futuro, aferrados a un error, una decisión equivocada, o un paso mal dado, en vez de asumir que lo pasó ya pasó.

 

¿ERES UN IRRESPONSABLE?

¿ERES UN IRRESPONSABLE?

 

En mi opinión, la mayoría de las personas somos unos irresponsables, insensatos, e inconscientes, sobre todo –y esto es muy grave- en los asuntos relacionados con nuestra propia vida.

 

Creo que solamente tenemos destellos de lucidez –que duran tan poco como los destellos- en los que tomamos consciencia de que, efectivamente, esto de ir haciéndose mayor y acercándose al momento de la muerte, imparablemente, va en serio.

 

EL CAMINO DE LA VIDA

EL CAMINO DE LA VIDA

En mi opinión, este Camino de la Vida que todos hemos de recorrer comienza en la línea de salida que es el nacimiento, y llega a su meta –y todos acabamos llegando a la meta- cuando sucede la muerte del cuerpo físico.

En medio de ambos extremos, durante ese Camino, cada persona va a comportarse de un modo distinto y va a hacerlo según sus intereses o circunstancias. Jamás dos vidas se repiten.

TUS 25 DERECHOS

TUS 25 DERECHOS

 

1.   Derecho a ser tratado con respeto y dignidad.
 

2.   Derecho a equivocarse y a ser uno responsable de sus propios errores.
 

3.   Derecho a tener los propios valores y opiniones.
 

4.   Derecho a tener las propias necesidades y que éstas sean tan importantes como las de los demás.
 

5.   Derecho a ser uno el único juez de sí mismo, a experimentar y a expresar los propios sentimientos.
 

6.   Derecho a cambiar de opinión, idea o línea de acción.
 

EN TU VIDA MANDAS TÚ

EN TU VIDA MANDAS TÚ

Desde hace un tiempo, la psicología está investigando sobre “la indefensión aprendida”. 

Es un concepto que les dará pistas para aplicarla al campo de la depresión.

Básicamente se trata de que, a lo largo de la vida, a las personas unas cosas nos salen bien –según nuestro deseo y baremo- y otras, mal –o no son lo que deseábamos-.

Si se repiten mucho las segundas, se va creando una sensación pesimista –ligeramente depresiva- y ello va llevando, poco a poco, pero inexorablemente, a un desánimo y desgana de iniciar cosas nuevas. 

EN TU VIDA MANDAS TÚ

SIGO CREYENDO EN MÍ

 

Me falta el don de la tenacidad

y me sobra la ineptitud de la inconstancia.

 

Mis propósitos firmes se tambalean,

mis planes se caen a trozos,

mis proyectos mueren sin estrenar.

 

Y no es fácil convivir con estas ideas mutables,

ni con esta voz de la conciencia

que me recrimina y arenga un mitin destructivo.

 

Ni siquiera el espejo me mira a los ojos.

 

La confianza se trasmutó a desconfianza.

 

Lo que inicio no llega a conocer su camino ni su fin,

¿CUÁNTOS AÑOS NO TIENES?

¿CUÁNTOS AÑOS NO TIENES?

 

 

A raíz de escuchar al señor Helios Herrera en un vídeo, me he puesto a pensar en lo que explica.

¿Cuántos años tiene usted? –pregunta- y las personas responden, según es costumbre, el número de años que han trascurrido desde que nacieron hasta la actualidad.
-   Tengo veinte años, cuarenta años, sesenta y tres años…
-   No. Usted no tiene esos años. Esos son los que YA NO TIENE -dice-.

HE SUFRIDO DEMASIADO

HE SUFRIDO DEMASIADO

Que levante la mano quien no haya sentido alguna vez en su interior que ha sufrido demasiado, o quien no lo haya padecido en su vida, o quien no haya tenido algún día de una seriedad y una tristeza doliente, o de una sinceridad casi agresiva, en que haya sentido el peso insoportable de la vida en su parte menos agradable.

Que levante la mano quien no haya pasado por un momento en el que el deseo de abandonarlo todo, y abandonarse, no haya tenido una fuerza destructiva casi imbatible a duras penas difícil de soportar.

Páginas