Reflexiones

FOMENTAR EL OLVIDO

FOMENTAR EL OLVIDO

“Nos resultaría mucho más fácil olvidar las cosas desagradables si no insistiésemos tanto en recordarlas”.

En mi opinión, todos llevamos en nuestro interior a un protestón infatigable, a un terco muy testarudo y a un masoquista empedernido.

Ahí están. Cada uno de ellos tratando de ser el mejor en su profesión, y tratando por tanto de jorobarnos la vida como mejor saben hacerlo. O sea, estropeándonos la vida.

QUÉ ESTOY HACIENDO CON MI VIDA

¿QUÉ ESTOY HACIENDO CON MI VIDA?

 

En mi opinión, esta es una de esas preguntas imprescindibles que hay que repetirse bastante a menudo, porque el hecho de prestarle atención y dedicarse a buscar la respuesta cierta y correcta, cambiará, sin duda, nuestra vida.

 

Así es de importante.

 

La pregunta conviene hacérsela, eso sí, desde el interés de mejoramiento –y con voz firme, pero amorosa- y no poniendo un tono y una intención de reproche.

 

OLVIDA LOS ERRORES DE TU VIDA

OLVIDA LOS ERRORES DE TU VIDA

 

En mi opinión, demasiadas personas desaprovechan una gran parte de su vida por el hecho de condenarse a una frustración que permanecerá enquistada, y afectando con su ponzoña, debido al muy humano y habitual hecho de haber tenido algún “error” a lo largo de su vida.

 

Un “error” no es más que una acción aparentemente desacertada o posiblemente equivocada. Y nada más. Y digo aparentemente y posiblemente, porque nunca sabremos si lo que hoy aparenta ser bueno, o ser malo, en algún momento nos puede demostrar ser lo contrario.

NI TÚ NI YO SABEMOS ENCAMINAR BIEN NUESTRA VIDA

NI TÚ NI YO SABEMOS ENCAMINAR BIEN NUESTRA VIDA

En mi opinión, ni tú ni yo sabemos encaminar BIEN nuestra vida. Y bien que nos gustaría, porque, en teoría –sólo en teoría-, vivir es lo que hemos hecho hasta ahora, lo que hacemos en cada momento, y lo que tenemos previsto hacer mientras podamos.

Pero no es así.

Analizadas racionalmente, y comparándolas con lo que podría llegar a ser cada una de las vidas, nos quedamos muy lejos o muy por debajo de las posibilidades.

¿HICISTE FELICES A LOS OTROS?

¿HICISTE FELICES A LOS OTROS?

Se cuenta que cuando un Rey Egipcio moría y su alma llegaba al Cielo le hacían dos preguntas. De sus respuestas dependía que le dejaran entrar o no.

La primera era: ¿Has encontrado la felicidad en tu vida?

La segunda era: ¿En tu vida has proporcionado felicidad a otros?

Seguramente esto no será cierto -ningún Rey volvió para confirmarlo-   pero me parece una propuesta interesante para reflexionar, y dos preguntas cruciales que no deberíamos desperdiciar y podríamos aprovecharlas para nosotros, aunque no seamos Reyes.

ES OBLIGATORIO PARARSE

ES OBLIGATORIO PARARSE

“No frenar de vez en cuando el ritmo para tomarse un respiro sólo sirve para llenar los recuerdos de sensaciones pasajeras y superficiales que a la larga no hacen sino dejar una falsa densidad como de vacío y una angustiosa sensación de culpa”.
(José Luís Alvite)

En mi opinión, estamos tan atareados, tan agitados, tan estresados, tan llenos de compromisos y obligaciones, tan… tan…tan… que no nos paramos a hacernos las preguntas fundamentales y profundas: las realmente importantes.

EL TIEMPO DE LOS ARREPENTIMIENTOS

EL TIEMPO DE LOS ARREPENTIMIENTOS

“Con dolor, sintió algo tan decepcionante como haber malgastado en la rutina de una noria los pasos que podría haber empleado en un viaje inolvidable.”
(José Luís Alvite)

En mi opinión, todos los que hemos pasado de los cuarenta años –algunos precoces incluso antes de esa edad- hemos llegado ya a plantearnos que se nos está yendo la vida y la estamos perdiendo en parte. En realidad, todos los días son El Tiempo de los Arrepentimientos, aunque no lo celebremos pero lo suframos conscientemente.

Páginas