Sexo oral: Cómo darle placer a tu compañera

  • Posted on: 27 June 2015
  • By: Maxi
Sexo oral: Cómo darle placer a tu compañera

Si bien los dedos son una herramienta muy efectiva para la estimulación del clítoris tienen sus limitaciones: la dureza de los huesos y las uñas (que siempre presentan algún filo). Debido a la sensibilidad del clítoris, el elemento natural mejor dotado de la anatomía humana es la lengua.

Algunos hombres pueden tener cierto rechazo en realizarlo, ya sea por los olores o por pensar erróneamente que la lengua no llega a estimular lo suficiente. Pero la realidad es que el sexo oral es la forma más rápida y efectiva de conseguir que los fluidos vaginales y el orgasmo surjan con más facilidad. Incluso muchas mujeres solo pueden llegar al orgasmo de esta forma.

Al iniciar el acto se recomienda no concentrarse exclusivamente en el clítoris. Se puede utiliza la lengua para tocarle los labios internos, el punto sensible en la base de la vagina y también el perineo.

Un error que se suele cometerse es el de excluir el resto del cuerpo y concentrarse solo en la zona genital. Mientras se realiza el sexo oral se pueden utilizar las manos para acariciar las piernas, el vientre, los pechos, las manos y la cara.

Muchas mujeres descubren que la estimulación de los pezones durante el sexo oral aumenta su placer enormemente, pero otras mujeres sienten que eso las distrae de la intensidad de la estimulación clitoridiana.

En cuanto a las técnicas, se puede usar una combinación de lamidos con la lengua, succiones con la boca o frotar la zona con los labios. Si se alterna el uso de la lengua con una suave succión del clítoris, el resultado puede ser extremadamente placentero, evitando la presión excesiva. Lo mejor suele ser utilizar una presión ligera, consistente y rítmica.

Muchos hombres creen erróneamente que el sexo oral incluye la inserción de la lengua en la vagina de su pareja. Anatómicamente, la lengua es demasiado corta y demasiado suave como para estimular con éxito la vagina femenina. Pero lo que si se puede hacer es estimular su punto G, enganchando la lengua en dicho punto y tirando hacia atrás.

loading...

Si crees o sientes que tienes una lengua débil, puedes fortalecerla haciendo este simple ejercicio: Sacar la lengua y volverla a meter en la boca tan rápido como se pueda (como si fuera una serpiente) durante uno o dos minutos al día.

Una buena forma de realizar el sexo oral:

Si se actúa con sabiduría sexual el amante puede despertar el morbo de ella demorando el contacto, sin ir directamente al punto de máxima excitación.

La aproximación al sexo oral es un arte refinado que debe desarrollarse paso a paso, iniciándolo como una lenta danza que irá cobrando velocidad hasta volverse vertiginosa, haciendo que los cuerpos restallen de placer.

  • Comenzar con un beso profundo en su boca, jugar y estirar sus labios y con la lengua generar una leve cosquilla el en interior de su boca.
  • Luego ir lentamente hacia abajo, comenzando a dibujar el mapa de su cuerpo, detenerse en los senos, rozarlos y humedecerlo al pasar por ellos. Hacer lo mismo con los pezones.
  • Bajar lenta y sensualmente hacia el ombligo, ahora con las manos, seguir el recorrido desde los costados del cuerpo femenino para  acompañar el goce.
  • Seguir hacia el pubis y contornearlo lentamente, antes de internarse entre los pliegues de los labios mayores, absorber con avidez el tierno interior de los muslos, y con la punta de la lengua tocar levemente los orificios que encuentra a su paso hasta llegar a los labios menores,
  • En ese momento ella tendera a alzar el pubis y abrir levemente las piernas. Acompañar su impulso y sostener sus nalgas para facilitar el contacto con el clítoris, que ya esta firme y tenso por la excitación.
  • Con la vulva ya está abierta, lamer ambos lados y mordisquear (con los labios no con los dientes) sus labios menores.
  • Presionar la lengua sobre su clítoris y alternar la estimulación creando círculos diminutos con la lengua.
  • Experimentar lamiendo en distintas direcciones variando la velocidad y la presión hasta encontrar cual le provoca mayor excitación (cada mujer es distinta).
  • Estimular los labios alrededor de la cabeza del clítoris, para aplicar una suave succión. Esto aumenta el flujo de sangre hacia el clítoris y lo hace más sensible. (El clítoris ira aumentando su tamaño).

Mientras que el clítoris es absorbido por la boca y ya está procediendo a una aspiración, intente lo siguiente:

Combinar la succión con la fricción

  • Succionar suavemente el clítoris en su boca
  • Friccionar suavemente la punta de la cabeza del clítoris con la lengua.
  • Comience lenta y gradualmente hasta ir aumentando la velocidad y la presión

Sujetarla con firmeza para que los espasmos durante el clímax no la aleje a ella ni por un instante del centro de su goce y lo disfrute con máxima Intensidad hasta el final.

loading...
Seccion: 

Artículos mas leídos

loading...