reflexiones

Nos quedamos en la edad en la que nos hizo falta amor

Nos quedamos en la edad en la que nos hizo falta amor

Con mucha frecuencia me encuentro con personas que por fuera parecen de 20, 30 o 40 años, pero en su interior son como si se hubiesen quedado en su mas tierna infancia, aún añoran el amor que les hizo falta cuando eran pequeños. Y se quedan así hasta el momento en el que por su cuenta aprenden a encontrar la satisfacción en sí mismos

Nos quedamos en la edad en la que nos hizo falta amor.

Cada etapa tiene sus necesidades, es decir, la forma en que requerimos del cuidado y amor de los padres cambia año tras año.

12 Leyes de la vida que realmente funcionan incluso si no crees en ellas

12 Leyes de la vida que realmente funcionan incluso si no crees en ellas

La tercera ley de Newton dice: "A cada acción siempre se opone una reacción igual". Pero esto no solo aplica para los fenómenos físicos, lo mismo sucede también en nuestra vida. Cuando pensamos, hablamos o cometemos alguna acción, ponemos en marcha la fuerza que nos corresponderá de la misma forma.

Estas12 leyes de la vida que te ayudarán a ser más feliz y estar seguro de ti mismo.

1. La ley de causa y efecto:

Poco antes de morir, esta anciana escribió quién era realmente. Cuando su enfermera encontró su nota, se quedó sin palabras

Esta anciana escribió una nota antes de morir. Cuando su enfermera la leyó, se quedó sin palabras

Las enfermeras pensaron que la anciana estaba ya muy senil y simplemente esperaba a la muerte. De vez en cuando murmuraba algo sarcástico para sus adentros, pero estaba claro que ya no reconocía lo que sucedía a su alrededor. 

Tras su muerte, sus cuidadores encontraron una carta en su escritorio que lo cambió todo. Mientras leían las siguientes líneas, podían sentir el dolor y tristeza de la anciana:

7 lecciones de amor que aprendimos de Nietzsche

7 lecciones de amor que aprendimos de Nietzsche

La religión cristiana llegó para enaltecer la culpa, el sufrimiento y la miseria. Hay que sacrificar la salud y virtud en pos de los demás. Su más grande profeta demostró el camino a seguir: la muerte. Había que renunciar voluntariamente a los deseos propios para alcanzar la vida eterna en el cielo. Jesucristo vino al mundo a decirnos que sólo los mártires tienen la gloria y la vida eterna, o mejor dicho, que todos los hombres nacimos para morir.

Páginas