Blog de Francisco de Sales

HAY QUE DAR, HAY QUE DAR, HAY QUE DAR

HAY QUE DAR, HAY QUE DAR, HAY QUE DAR

 

 

En mi opinión, compartir lo que tenemos es una tarea para la que deberíamos nacer inevitablemente predestinados.

 

A mí me gusta imaginar que es algo genético, algo que late continuamente y que nos hace ser generosos con los otros, con lo cual estaremos siéndolo con nosotros mismos. La satisfacción de dar a los otros devuelve a cambio el placer de sentirse generoso y dar rienda suelta a la nobleza y generosidad que al Ser Humano le corresponde.

 

POR FAVOR, GRACIAS, HOLA, ADIÓS

POR FAVOR, GRACIAS, HOLA, ADIÓS

 

En mi opinión, algunas personas son tan místicas, tan espirituales, están tan cerca del Cielo y de la Verdad Absoluta, y están tan iluminados… que se olvidan de estar en la tierra.

 

Se van lejos con la mente y vuelan en viajes astrales, se elevan un palmo del suelo cuando meditan, conocen personalmente a los Arcángeles y les hablan de tú, pero… es como si tuvieran dos personalidades, y lo que aprenden en la más elevada luego no lo aplican en la terrenal.

 

¿QUÉ HACER CUANDO NO TE ENTUSIASMA TU VIDA?

¿QUÉ HACER CUANDO NO TE ENTUSIASMA TU VIDA?

 

 

En mi opinión, llegar al momento en que admites –siempre con dolor y frustración- que no te ilusiona la vida en general, y que tampoco te ilusiona tu vida, es llegar al momento en el que una depresión de mayor o menor intensidad se puede apoderar de ti y teñir de pesimismo y sufrimiento tu vida.

 

En ese caso, la sensación de fracaso y tragedia se manifiestan con toda su magnitud y uno no puede evitar quedarse triste, apesadumbrado, y sumido en una decepción que parece no encontrar una salida.

 

VIVIR y vivir

VIVIR y vivir

 

 

En mi opinión, aún siendo una misma palabra que se repite, el hecho de plantearse de un modo u otro la vivencia de las mismas cosas -aplicando las mayúsculas o las minúsculas-, cambia cualquier cosa que se viva totalmente.

 

ES RECOMENDABLE DESAPEGARSE DE LOS HIJOS

ES RECOMENDABLE DESAPEGARSE DE LOS HIJOS

 

 

En mi opinión, es recomendable desapegarse de los hijos. Y no es tan loco como puede parecer a primera vista.

 

A quien se haya escandalizado le recuerdo que desapegarse no es lo mismo que desamar. La relación de apego no es saludable, hay dependencia de algún modo, hay una necesidad un poco insana. La relación de amor es libre y lo único que realmente une es el amor precisamente.

 

Hay que desapegarse de los hijos. Y de los seres queridos. Y de las personas con las que nos relacionamos.

LA VIDA ES LA SUMA DE LOS DETALLES

LA VIDA ES LA SUMA DE  LOS DETALLES

 

 

En mi opinión, la vida, fuera de esa definición de que es el espacio de tiempo que transcurre entre el nacimiento y la muerte, cuando se la deja suelta de definiciones, cuando desaparecen las palabras que tratan de acotarla, se convierte -por una especie de magia- en algo que solamente es para ser experimentado de un modo vivencial, nada de convertirla en una teoría o un elemento de debate.

 

NO VINO LA VIDA A MI ENCUENTRO

NO VINO LA VIDA A MI ENCUENTRO

 

No vino la vida a mi encuentro.

 

Me quedé sesteando en una quietud de muerte,

despilfarrando mi tiempo de estar aquí

mientras mi ignorancia de saber latir

me anquilosaba y,

poco a poco, me mataba…

 

Quedé esperando el milagro,

pero el milagro era vivir

y no supe verlo.

 

Esperaba que una música de violines

anunciara la llegada de la magia,

que el cielo se abriera

contagiado porque una vez se abrieron los mares,

https://www.youtube.com/watch?v=vEI7xMoH_pw

¡QUÉ NECESARIO ES EL AMOR PROPIO!

 

 

En mi opinión, a veces atravesamos situaciones desagradables en las que necesitamos una dosis extra de amor y de consuelo.

 

Procuramos encontrar ese consuelo en los otros o, a veces, haciéndonos regalos para compensarnos, o distrayéndonos como podamos para tratar de eludir el dolor-.

 

En muchas ocasiones la atención de otros, sus muestras de cariño y sus palabras de consuelo aplacan el sufrimiento, pero no es el consuelo total que realmente satisfaría nuestro deseo.

 

PASADO, VIDA Y FUTURO

PASADO, VIDA Y FUTURO

 

 

En mi opinión, esta variación del conocido “Pasado, presente y futuro” es más acertada que la frase original. Pone en su sitio lo que es el presente: LA VIDA.

 

El pasado no existe ahora, fue pero ya no tiene entidad, sobrevive en el recuerdo y casi siempre en un recuerdo que no se ajusta a la realidad; lo mantenemos artificialmente a base de evocaciones y nostalgias. Ya sólo queda la opinión que se guarda de algunas de las cosas que sucedieron –y es una opinión que tiene tendencia a ser penalizada o ser magnificada-.

 

MI VIDA, UN DERROCHE

MI VIDA, UN DERROCHE

(sin mí o a pesar de mí)

 

Se ha empeñado mi vida

en seguir adelante

aunque sea sin mí

o a pesar de mí.

 

Me alegro.

 

Yo ni siquiera estoy muy atento a mí

como para tener que ocuparme de ella.

 

De no ser por su decisión

quién sabe qué sería de mí,

dónde estaría ahora,

quién escribiría en este papel.

 

En este mi descontrol

la mayoría de los días me olvido de vivir,

pero como los pulmones reclaman su alimento,

Páginas