Blog de Francisco de Sales

EL MIEDO A TOMAR DECISIONES EQUIVOCADAS

EL MIEDO A TOMAR DECISIONES EQUIVOCADAS

 

En mi opinión, cada vez que se toma una decisión hay que contemplar seriamente la posibilidad de que no sea la óptima o que ni siquiera sea una correcta.

 

Del resultado de las decisiones no se puede estar seguro. Se puede presuponer, pero también puede haber variables –propias y ajenas- que influyan para que no se produzca lo pre-supuesto.

 

NO SIEMPRE TODO DEPENDE DE TI

NO SIEMPRE TODO DEPENDE DE TI

 

 

En mi opinión, esta frase explica qué es esto de vivir, ya que expresa una norma existente que no siempre nos apetece acatar.

 

La norma es que no siempre todo depende de uno.

 

Por mucho que moleste que sea así, por mucho que uno se empeñe en querer tenerlo todo a su gusto, por mucho que uno crea tener todo atado y bien atado, al final siempre puede haber algo externo que interfiera y estropee nuestras previsiones.

 

DEJARSE ENCONTRAR POR DIOS

DEJARSE ENCONTRAR POR DIOS

Este es el momento de encontrar la calma y eludir las prisas.
Serenidad.
Silencio.
Los ojos abiertos hacia adentro.
Parar… y sentir.
SENTIR.
Escuchar dentro.
O sea, SENTIR.
TIEMPO, SILENCIO, y SENTIR.
Esta es la fórmula mágica para dejarse encontrar

por la sabiduría y por Dios.

Quédate quieto. 
Esperando, pero sin expectaciones ni ansias. 
Sabiendo que no llegará precedido de trompetas y tambores,

¿QUIÉN TIENE EL PODER SOBRE TI?

¿QUIÉN TIENE EL PODER SOBRE TI?

 

 

En mi opinión, el poder sobre nosotros, sobre nuestros sentimientos o reacciones, sobre nuestra estabilidad personal y emocional, es algo que no deberíamos entregar a nadie. No es recomendable.

 

Es cierto que las emociones nos pueden a veces. O casi siempre. Es lo que tiene esto de ser Humanos: que nos vemos bamboleados por ellas para lo bueno y para lo menos bueno.

 

Pero el hecho de que sea así no nos condena a tener que quedarnos en la parte sufriente de esa situación.

 

LA VIDA ES UN CÚMULO DE EQUIVOCACIONES

LA VIDA ES UN CÚMULO DE EQUIVOCACIONES

 

 

En mi opinión, la auto-exigencia rígida y obsesiva por la perfección en nuestros pensamientos, nuestros actos, o en las decisiones, nos grava con una carga y una tensión que espanta bastante a la paz –e incluso a la felicidad- de nuestra vida.

 

Todos nos hemos equivocado varias o muchas veces. Nos seguimos equivocando. Nos seguiremos equivocando –confiemos en que cada vez menos-.

 

QUE NADA TE HAGA PERDER TU RISA

QUE NADA TE HAGA PERDER TU RISA

 

 

En mi opinión, la capacidad de reír es algo que no deberíamos perder nunca. Podemos dejarla sin usar en ciertos momentos que requieren seriedad, o en momentos de tristeza –que hay que atenderlos y respetarlos cuando se presentan-, pero no debemos perderla definitivamente. Ni siquiera dejarla sólo para ocasiones muy esporádicas.

 

QUE NADA TE HAGA PERDER TU RISA.

 

ME ASOMBRO DE MI VIDA

ME ASOMBRO DE MI VIDA

En mi opinión, el hecho de adjudicarle a nuestra propia vida la depreciación de la cotidianeidad, de estar acostumbrados a nuestra insistente continuada presencia, de poder vernos siempre en todos los sitios y a todas horas, hace que no le demos importancia a ese hecho tan excepcional que es convivir con uno mismo.

NO BASTA CON PARECER: HAY QUE SER

NO BASTA CON PARECER: HAY QUE SER

 

En mi opinión, en ocasiones somos capaces de llegar a tergiversar la realidad con naturalidad convirtiéndonos en cómplices de nuestras propias mentiras y auto-engaños, inventando verdades que no son ciertas, pasando por alto la parte de la realidad que no nos agrada, y poniendo a la vista y en primer plano algo que se asemeja al ideal que nos gustaría ser.

 

CUIDADO CON LO QUE HACEMOS: NUESTROS HIJOS NOS COPIAN

MUCHO CUIDADO CON LO QUE HACEMOS: NUESTROS HIJOS NOS COPIAN

 

 

En mi opinión, en esa inconsciencia tan repetitiva de ser padres amateurs y no estar preparados adecuadamente para educar bien a nuestros hijos, cometemos torpezas que pueden llegar a ser irreparables.

 

Es demasiada la responsabilidad que conlleva criar bien a nuestros hijos como para que lo hagamos despreocupadamente y faltos de preparación.

 

Páginas