amor

Enamórate de mi lado oscuro, porque del que brilla… Cualquiera se enamora

Enamórate de mi lado oscuro, porque del que brilla… Cualquiera se enamora

Qué fácil es amar a una persona por su belleza (interna y externa), cuando su salud es excelente, cuando es prospera, cuando es apasionada, cuando la consideramos digna de confianza y sobre todo cuando es feliz. Eso, todos pueden hacerlo. Pero amar el lado obscuro, comprenderla, aceptarla, ayudarla a superar sus miedos, sus fracasos, sus dudas, sus enfermedades y sus pobrezas, es el verdadero reto que sólo pocos pueden lograr. ¿Es que a caso, en el amor, lo bueno y lo malo no van de la mano? ¿Amar es sólo tener la parte buena de las cosas?

7 lecciones de amor que aprendimos de Nietzsche

7 lecciones de amor que aprendimos de Nietzsche

La religión cristiana llegó para enaltecer la culpa, el sufrimiento y la miseria. Hay que sacrificar la salud y virtud en pos de los demás. Su más grande profeta demostró el camino a seguir: la muerte. Había que renunciar voluntariamente a los deseos propios para alcanzar la vida eterna en el cielo. Jesucristo vino al mundo a decirnos que sólo los mártires tienen la gloria y la vida eterna, o mejor dicho, que todos los hombres nacimos para morir.