El Beso Negro o Annilingus

El Beso Negro o Annilingus

Para muchas parejas, el sexo puede terminar siendo una práctica monótona, donde siempre se hace lo mismo, en el mismo lugar o en la misma postura. Para este tipo de parejas o para aquellas que se atreven a experimentar cosas nuevas y explorar sus cuerpos sin prejuicios, les puede interesar la práctica del beso negro.

El beso negro o Annilingus es una práctica sexual en donde el ano de la pareja se acaricia suavemente con la lengua y los labios.

Tal vez el término parezca nuevo, pero en realidad se practica desde hace muchos años (incluso para los animales es un comportamiento solidario de limpieza recíproca entre ellos).

Esta práctica, que puede resultar desagradable para muchas personas por razones obvias, puede ser una experiencia muy placentera si se hace dentro de un marco de higieneconfianza y respeto mutuo en la pareja.

Los seres humanos, en la actualidad, lo suelen practicar como una forma más de darle placer a sus parejas. Para ello, la limpieza se convierte en algo esencial.

Desde hace muchos años, las prácticas anales han sido vistas como algo tabú, de lo que normalmente no se habla de forma abierta. Sin embargo, cada vez más personas se animan a explorarlas junto con parejas para potenciar el placer.

El ano es una zona muy sensible debido a que el esfínter tiene una muy buena irrigación, transformándolo en un órgano con una sensibilidad extraordinaria, comparable a los labios de nuestra boca; por tanto, cualquier estímulo que se le aplique será altamente placentero y excitante.

Esta práctica, a diferencia de otras, no produce dolor alguno. Sólo placer.

Por otro lado, es una excelente forma de dilatar el ano y prepararlo para la penetración anal, ya que los movimientos continuos de la lengua hacen que la zona se relaje y se prepare para recibir al pene.

Cómo realizar un "beso negro"

El ano es una de las zonas erógenas más importantes del cuerpo, ya sea en hombres o mujeres, por lo que la estimulación en esta área resulta completamente placentera. Por eso, el beso negro es una de las mejores formas de relajar el ano y fomentar la excitación, convirtiéndose en un gran paso previo al sexo anal y vaginal.

El beso negro consiste en realizar sexo oral en la zona anal usando la boca, la lengua y la saliva para estimular por completo el área.

loading...

Se puede comenzar acariciando las nalgas y jugueteando alrededor de ellas. También la masturbación es una excelente forma de dar inicio a este juego. Comenzando en la vagina o el pene de la pareja, para ir acercándose lentamente hacia el ano. Una vez allí, se inicia su estimulación, frotando suavemente y haciendo movimientos circulares con el dedo del medio.

Para realizar el beso negro, se puede ir directamente a la zona del ano o comenzar con un sexo oral tradicional y lentamente ir yendo hacia la zona del pirineo hasta llegar al ano.

Para aumentar la excitación se recomienda combinar la lengua junto con la boca. Mientras la lengua masajea el ano, la boca lo absorbe y chupa.

Esta práctica puede resultar altamente excitante tanto para el que lo realiza como para el que lo está recibiendo.

Otra opción es la de alternar el beso negro con la masturbación, convirtiendo toda la experiencia en una explosión de sensaciones muy estimulantes.

Por tratarse de una práctica anal, en donde la boca está involucrada, la higiene es fundamental. Antes de practicar o recibir el sexo anal asegurarse de lavar muy bien la zona con un jabón, preferentemente antibacterial.

La depilación es otro factor a tener en cuenta, ya que el exceso de vellosidad puede molestar o incomodar, dificultando en gran medida el disfrute de ambos.

No obstante, el beso negro, como cualquier otra práctica de sexo oral, nos hace propensos al contagio de enfermedades de transmisión sexual. Por eso es importante proteger nuestra salud usando barreras bucales (cuadrados de látex que se colocan en la zona anal o vaginal) para realizar la estimulación sin que la lengua entre en contacto con los fluidos de la otra persona.

Las barreras bucales se venden en muchas farmacias y páginas de Internet, pero si no las encuentras con facilidad basta con cortar un preservativo por el medio, cortar un cuadro del mismo y colocarlo en el ano. Así, ambos estarán protegidos y listos para disfrutar del beso negro.

Una vez terminado el beso negro, es altamente recomendable enjuagarse la boca o lavarse los dientes antes de besar a la pareja, ya que puede resultar desagradable para ambos. 

Artículos Relacionados
Sexo Anal: mitos y consejos
El Punto G y la Eyaculacion Femenina
El clítoris y las fases del orgasmo Femenino
Los riesgos del Sexo Oral
Punto G Masculino: La Zona Prohibida
loading...
Seccion: 
loading...