educacion

Enséñales a los niños cómo pensar, no qué pensar

Enséñales a los niños cómo pensar, no qué pensar

Un maestro sufí tenía la costumbre de contar una parábola al terminar cada lección, pero los alumnos no siempre entendían el mensaje de la misma.

- Maestro – le dijo en tono desafiante uno de sus estudiantes un día -, siempre nos haces un cuento pero nunca nos explicas su significado más profundo.

- Pido perdón por haber realizado esas acciones – se disculpó el maestro-, permíteme que para reparar mi error, te brinde mi rico durazno.

- Gracias maestro.

Nos quedamos en la edad en la que nos hizo falta amor

Nos quedamos en la edad en la que nos hizo falta amor

Con mucha frecuencia me encuentro con personas que por fuera parecen de 20, 30 o 40 años, pero en su interior son como si se hubiesen quedado en su mas tierna infancia, aún añoran el amor que les hizo falta cuando eran pequeños. Y se quedan así hasta el momento en el que por su cuenta aprenden a encontrar la satisfacción en sí mismos

Nos quedamos en la edad en la que nos hizo falta amor.

Cada etapa tiene sus necesidades, es decir, la forma en que requerimos del cuidado y amor de los padres cambia año tras año.

Esta anciana escribió una nota antes de morir. Cuando su enfermera la leyó, se quedó sin palabras

Poco antes de morir, esta anciana escribió quién era realmente. Cuando su enfermera encontró su nota, se quedó sin palabras

Las enfermeras pensaron que la anciana estaba ya muy senil y simplemente esperaba a la muerte. De vez en cuando murmuraba algo sarcástico para sus adentros, pero estaba claro que ya no reconocía lo que sucedía a su alrededor. 

Tras su muerte, sus cuidadores encontraron una carta en su escritorio que lo cambió todo. Mientras leían las siguientes líneas, podían sentir el dolor y tristeza de la anciana:

Páginas