Reflexiones

SABER DISTINGUIR EN LA VIDA Y MI VIDA

SABER DISTINGUIR ENTRE LA VIDA Y MI VIDA

 

 

En mi opinión, todo lo que tenga que ver con la vida – la vida en general- es complicado por lo desconocida que resulta ser, por la amplitud inabarcable que tiene, porque no hay límites ni definiciones que la engloben, porque se escapa a la comprensión en todos sus matices, porque es distinta según sea cada punto de vista, y porque hay tantas vidas y tipos de vida como personas.

 

PERO SÓLO POR HOY

PERO SÓLO POR HOY

 

El mundo –o la vida- y yo.

Y no soy capaz de aportar algo más allá de este título,

de esta propuesta,

de este reto.

 

Está claro que al mundo –o la vida- no les importo,

esto ya me lo han confirmado en muchas ocasiones.

Son majestuosos y yo insignificante.

Sólo una sombra que va de paso.

Ellos seguirán cuando yo no.

 

¿Qué hago en el mundo o en la vida?

¿Para qué estoy aquí?

¿Qué sentido tiene todo esto?

 

Veo pasar a otras personas ante mí

NO ES FÁCIL... PERO TAMPOCO ES IMPOSIBLE

NO ES FÁCIL… PERO TAMPOCO ES IMPOSIBLE

 

 

En mi opinión, esta razón/excusa que utilizamos con tanta frecuencia cuando se trata de esforzarse para hacer algún cambio necesario –me refiero a cuando objetamos “no es fácil”-, en la mayoría de ocasiones también es cierta: no es fácil.

 

Aunque eso es relativo. Puede ser más o menos fácil en función del interés que se ponga y del esfuerzo que se le dedique. Lo que sí es cierto es que si no es fácil quiere decir que es posible, aunque sea difícil. Eso descarta que sea imposible.

 

¿Y SI CONFIAMOS UN POCO MÁS?

¿Y SI CONFIAMOS UN POCO MÁS?

 

 

En mi opinión, eso de confiar –sobre todo cuando lo que nos está sucediendo no es nada agradable- y tener una fe inquebrantable en que todo lo que nos ocurre –aunque no lo comprendamos- es para nuestro bien… cuesta mucho.

 

“A veces pedimos a Dios que cambie nuestra situación actual sin saber que Él nos puso en esa situación para cambiarnos”. No todos pueden aceptar esta frase sin una cierta duda o desconfianza. Yo, entre ellos.

 

SI ALGO TE MOLESTA, ES TU PROBLEMA

SI ALGO TE MOLESTA, ES TU PROBLEMA

 

 

En mi opinión, si culpabilizamos a los otros por las cosas que nos molestan es simplemente porque no queremos aceptar y asumir que somos nosotros, y solamente nosotros, quienes otorgamos a las cosas el poder de alterarnos, de dolernos, o de hundirnos.

 

Los otros actúan por su cuenta, hay muchos asuntos que no dependen de nosotros, y somos nosotros quienes les ponemos a todo eso un adjetivo que nos duela y agravie, o quienes les podemos otorgar una indiferencia a la que podemos llamar preservación y sabiduría.

UN MAL PRESENTE SERÁ UN MAL PASADO

UN MAL PRESENTE SERÁ UN MAL PASADO

 

 

En mi opinión, no somos lo suficientemente conscientes de esto que se llama vivir, de este estar en el mundo y en la vida. No le prestamos la atención que se merece y no le damos el valor que tiene.

 

Llamamos vivir a dejar que pase el tiempo. Nuestra vida se queda en muchas ocasiones vacía de nosotros mismos. No somos los protagonistas de este milagro que es poder vivir y poder disponer de tantos sentidos y sentimientos para disfrutar.

 

ESTÁ PERMITIDO LLORAR

ESTÉ PERMITIDO LLORAR

 

 

En mi opinión, la mayoría de los sentimientos de los que disponemos los Seres Humanos son para manifestarlos naturalmente, sin impedimentos ni oposición. Entre ellos, todos aquellos que acaban desembocando en un llanto sincero.

 

El llanto es la expresión más humana de los sentimientos interiores. No hay manipulación ni disimulo. Un llanto tal como brota, con toda su fuerza y su desgarro, es magnífico.

 

DILES A LAS PERSONAS TODO LO HERMOSO QUE VES EN ELLAS

DILES A LAS PERSONAS TODO LO HERMOSO QUE VES EN ELLAS

 

 

En mi opinión, todos estamos necesitados de reconocimiento por parte de los otros, todos necesitamos saber que somos un alguien para otro alguien, y también necesitamos ser reafirmados en nuestra valía, que desde fuera nos hagan ver o nos recuerden que valemos o que hacemos las cosas bien.

 

Y no siempre es asunto del ego –sólo lo es en algunos casos-, sino que forma parte de la naturaleza humana. Aunque no lo pidamos, necesitamos sentirnos aprobados por los otros.

 

Páginas